Protecciones para Krav Maga

Las partes más sensible que debemos proteger en nuestros entrenamientos son las zonas genitales y dentadura. Un ligero golpe en estas partes tan sensibles del cuerpo y entramos en shock de manera inmediata.

Hoy en día, ademas de coquillas y protectores bucales, muchos estudiantes de Krav Maga, debido a la cantidad de golpes que reciben en sus antebrazos fruto de los bloqueos en 360º, se decantan por comprar protectores de antebrazo, con el único propósito de evitar el «moratón» clásico de los impactos en esa zona, y así evitar la miradas molestas de sus jefes o clientes.

Algo que es muy importante, es adaptar el protector bucal a tu boca para que te protejas de correctamente, en este video, Jordi Lloveras te enseña a realizarlo correctamente

Hace unos años, en un curso que asisti en Israel, uno de los asistentes se negaba a ponerse protector genital (coquilla) alegando que estaría más alerta para protegerse en esa zona. El instructor del curso le dijo «…muchacho ¿sabes lo que cuesta una coquilla? ¿sabes el precio de una operación por extracción de uno o dos testiculos debidos a un golpe contundente?…» El chaval lo miro de arriba abajo y entendió «la fabula». Casualmente, durante el curso en Netanya, recibió más golpes en esa zona que en toda su vida.

Historia de la Coquilla

La coquilla fue inventada en el año 1874 por C. F. Bennett. En esos tiempos, Bennet buscaba dar protección y comodidad a los ciclistas de la epoca. para proporcionar sujeción y comodidad a los ciclistas. Veinte años despues, fundó la empresaa BIKE Athletic Company y comienzó la distribución a gran escala. Con los años, muchos artistas marciales se dieron cuenta del uso que le podrían dar para sus entrenamientos o torneos de combates y poco a poco se volvió un estandar de la protección genital.